En este momento estás viendo El Funcionamiento del Mercado del Arte Contemporáneo

El Funcionamiento del Mercado del Arte Contemporáneo

El Cuadrante del Flujo del Dinero (en el mercado del arte)

Primeramente debemos revisar la estructura general que hace fluir el dinero en todos los mercados mediante esta propuesta teórica realizada por Robert T. Kiyosaki en su libro “El Cuadrante del Flujo del Dinero”.

Luego revisaremos como se traslada cada uno de estos cuadrantes al mercado del arte tal como nos lo representa Pablo Helguera en su libro “Manual de Estilo del Arte Contemporáneo”.

1.- Empleado – El Peón (negreado) del juego

La mayor parte de las personas están ubicadas en este sector puesto que se nos ha enseñado a lo largo de por lo menos cuatro generaciones, que para poder vivir es necesario encontrar un buen empleo, que nos permita tener un salario seguro y además de ello ciertas prestaciones para poder garantizar finalmente una vida tranquila hasta la jubilación.

Sin embargo estas ideas están siendo desafiadas por las situaciones económicas actuales del mundo donde un empleo a fin de cuentas ofrece muy poco para tener una vida decente.

Las características de este participante del juego son:

  • Tiene un contrato – En papel o bajo palabra para poner su fuerza de trabajo a disposición del Dueño de Negocio.
  • Busca beneficios – Los cuales quiere obtener por medio de prestaciones laborales
  • Busca seguridad – La seguridad de mantener un salario fijo cada mes
  • Su salario seguro lo tira en cosas que no necesita. No conforme con ello se endeuda con créditos.
  • Esta encerrado en “La Carrera de la Rata” – Trabaja para pagar sus deudas, pero como se queda sin dinero se vuelve a endeudar y debe trabajar más.

“Págame poquito pero no me despidas”

El empleado

-El Artista ¿Empleado?

Si bien la mayoría de las personas con otras profesiones se encuentran en el sector de los empleados, en el mundo del arte el artista que logra entrar a este sector es de los pocos con ese “privilegio”.

Lo anterior es por la simple razón de que en el mundo del arte para los artistas productores ¡No hay empleo!

Por supuesto existen empleos para los curadores, los profesores de arte, restauradores, museografos, directores de museo, etc. Pero estos personajes no son artistas productores, no están creando obra de arte.

Aun cuando el artista ha logrado acceder a la galería, la realidad es que no tiene los mismos miserables beneficios con los que cualquier empleado contaría y es por esa razón que a fin de cuentas, siempre seguirá dependiendo mayormente de sus esfuerzos independientes.

Las características de este participante son:

  • Tiene un contrato – Como todo empleado, ha firmado un contrato con el mismo Satanás… digo, el galerista.
  • Busca beneficios más específicos como son:
    • Mejores compradores – No es lo mismo que te compre tus pinturitas tu tía Perenganita a que te compre el mismo Carlos Slim; para poder lograr esto el mejor camino es la galería.
    • Legitimación en el mercado – Una galería te posicionará más dentro del radar del mercado tanto geográfica como socialmente.
    • Aumento de valor – Ver tus obras de arte en una galería hace que tu trabajo se perciba como algo de mayor valor.

Al momento de firmar el contrato, el artista está poniendo a disposición del galerista su trabajo creativo, por lo tanto esto es algo muy delicado para el artista porque podrían llegar a influenciar la manera en que esta realizando sus creaciones.

Es por ello que el artista independiente debe saber manejar adecuadamente su carrera equipándola con ciertas características antes de poder pensar en el acceso a las galerias:

  • Una consolidada capacidad de negociación – Para poder llegar a un acuerdo adecuado en el contrato.
  • Una basa fuerte de trabajo artístico – Si no posees un trabajo sólido, fundamentado y conocido, será más fácil que el galerista por conducto del curador, te dicte lo que “les parecería más agradable” ver en tu obra.

“Ah… si… claro que me va bien en la galería [se pone a llorar]”

El Artista Empleado

El artista empleado en el juego del mercado del arte

2.- Autoempleado – El Peón (blanqueado)

Algunas palabras “fancy” con las que estos personajes del juego se quieren identificar son: Freelancer o Emprendedor.

La realidad es que esos nombres únicamente ocultan la terrible realidad que representa su manera de jugar el juego: ellos son autoepleados, no tienen un jefe pero de todas formas tienen un empleo al cual están encadenados.

Quieren hacer las cosas a su manera porque están muy confiados en sus capacidades de hacer todo con excelencia sin necesidad de trabajar a la par de otros y de depender de un jefe.

Las características que lo definen son:

  • No tienen un jefe, tienen muchos jefes, todas las personas que los contratan
  • Son esclavos de su propio trabajo, si dejan de trabajar dejan de percibir ingresos
  • Valoran mucho mas su ficticia “independencia” y precaria “libertad”

“Disculpe, ¿ya me podrá pagar el otro 50% del proyecto?

Freelancer (Autoempleado)

-El artista independiente

Esta es la naturaleza del artista, todo artista es independiente siempre y en todo momento, porque de el depende desde el inicio y hasta el final la conformación de una carrera de éxito en este mundo del arte.

Además de ello, un artista siempre dependerá de su marca personal, pues es una característica intrínseca de los artistas visuales la distinción individualista que se le otorga a sus obras y quizá sea esta la razón más fuerte para decir que todo artista siempre es independiente.

Las características que lo definen son las siguientes:

  • Es la pieza más valiosa del juego – Porque es la moneda de cambio en el mercado del arte.
  • Es la pieza más desechable del juego – Porque los artistas visuales pululan por doquier gracias a las escuelas de arte que los producen.
  • Cree que la escuela de artes lo ha equipado con lo necesario para vivir del arte… pobre ingenuo.

El artista suele salir de la escuela completamente ignorante de lo que en realidad se necesita para convertirse en un participante real en el juego del arte, es por ello que debe complementar sus conocimientos con aspectos tales como los siguientes:

  • Manejo acertado de las Relaciones Púbicas… perdón, Públicas – Aunque no te guste, las relaciones correctas, sanas y estratégicas en el mercado del arte (y de hecho en cualquier lado) son necesarias para ganar.
  • Conocimientos básicos de finanzas personales y administración – Si estudiaste arte porque no te gustan los número, lo pensaste mal…

“Sr. Galerista, ¿ya vio mis pinturas?

Artista independiente

El artista visual en el juego del mercado del arte

3.- Dueño de Negocio – La Reina

En el tablero de juego del mercado el dueño de negocio ha evolucionado desde la posición del peón autoepleado que trabaja solo, hasta convertirse en un experto en la conformación de equipos de trabajo.

A diferencia, del autoepleado, el dueño de negocio no es dueño de un empleo, es dueño de un sistema, mismo que le permite delegar a diferentes personas capacitadas el trabajo que hace al negocio funcionar. Esas personas son los mismos empleados.

Las características que lo definen son las siguientes:

  • Su negocio esta sistematizado
  • El sistema es administrado por sus empleados
  • Su sistema crea empleos y beneficia a la economía de la región
  • El crecimiento de su negocio depende de su capacidad de rodearse de personas mas inteligentes que el

¡Que lo hagan ellos!

Dueño de negocio

-El Galerista – El caballo

Aquí se presenta un diferencia sustancial entre el tablero del flujo del dinero tradicional con el del mercado del arte, puesto que en este último el dueño de negocio se representa con la figura del caballo para la posición del galerista.

Esto se da por el hecho de que el galerista debe tener una enorme capacidad de movilización de su negocio de forma internacional, pues hay que viajar a bienales y ferias del arte que pueden suceder en diversas partes del mundo, teniendo contacto de forma temprana con personalidades del globo entero.

Las características que lo definen son las siguientes:

  • Antes que nada la galería es un negocio – Por ello, el principal objetivo del galeriasta es lograr la venta.
  • Debe hacer que su galería parezca más un club social de alta – Esto garantizará que los potenciales compradores se sientan más adeptos a comprar.

Es importante mencionar que este sector es donde más dinero se mueve y es el que es más visible a los ojos públicos después de los museos. Es de aquí de donde salen los mayores escándalos del arte referentes al dinero con las exorbitantes compras que se realizan por una sola obra de arte.

Internamente el área de los dueño de negocios en el arte esta dividido en dos:

  • Mercado primario – Donde por primera vez se pone en venta de manera oficial una obra de arte.
  • Mercado secundario – Donde se revenden las obras de arte. Situación que se da particularmente con artistas de mayor posicionamiento histórico.

“¡Soy el siguiente Larry Gagosian!”

El Galerista

El galerista en el juego del mercado del arte

4.- El Inversionista – El Rey

Es el poseedor del mayor poder monetario en el esquema del flujo del dinero y utiliza su poder económico para depositarlo en los proyectos de los dueños de negocio que tienen las mejores perspectivas de crecimiento para que de esa manera su dinero pueda crecer mucho más.

Este personaje lleva a sus últimas consecuencias el dicho de “Haz que tu dinero trabaje para ti” pues realmente el inversionista no tiene que participar de forma activa en el proyecto en el que pone su dinero, simplemente debe administrarlo, revisar que los detalles vayan bien, pero todo depende del buen funcionamiento del sistema del dueño de negocio.

En resumen, los inversionistas no ganan dinero, lo crean.

Las características de esta pieza del juego son:

  • No de pende de un empleo ni de un negocio – Ha repartido poder monetario en diferentes proyectos, no solo en uno.
  • Sabe identificar con claridad los sistemas de mejor perspectiva de crecimiento gracias a los números.

Los inversionistas son los mayores motores del sistema económico, son los que inyectan recursos a los mejores sistemas de negocio para hacerlos crecer más rápido y mejor.

¿Cual es tu porcentaje de rentabilidad neta?

El Inversionista

-El coleccionista – La Reina

Quizá pudiera parecer raro que en el mercado del arte el coleccionista sea representado por la reina siendo que a fin de cuentas la pieza más importante del juego es El Rey.

Pero si lo pensamos por un momento, El Rey es bastante inútil. Tiene poca movilidad y más que utilizarlo debes protegerlo. En cambio la reina es quién más movilidad tiene y la pieza más peligrosa.

Así es que el coleccionista es el participante más importante del tablero del mercado del arte puesto que es el auspiciador verdadero del sistema. De esta manera su influencia llega hasta las mesas directivas de los museos.

Sus características son, entonces, las siguientes:

  • Su cartera de inversiones esta constituida en parte por obras de arte de artistas legitimados.
  • Rigen el mercado del arte al influenciar los canales de su economía.

“Damien Hirst forma parte de mi portafolio accionario.”

El Coleccionista

El coleccionista en el juego del mercado del arte

Las piezas complementarias del mercado del arte

Con esto ya tenemos cubiertos los cuatro sectores del mercado del arte en el tablero del cuadrante del flujo del dinero, sin embargo es necesario que hablemos de la figura central del mercado del arte y de las piezas colaterales.

-El Director de Museo – El Rey

Como lo mencionamos anteriormente EL Rey no es la pieza mas poderosa del juego en el ajedrez como tampoco lo es en el juego del mercado del arte.

Sin embargo, en el mundo del arte él es el único que puede concederte el anhelado título de “Artista Sacralizado”. Si, suena absurdo, pero así se le dice, aunque no me creas.

Pero más importante aún es que logres conseguir este título en vida, porque, ¿de que te serviría obtenerlo en la muerte? No creo que envidies la vida de Van Gogh…

En fin que ese esa es tu misión en el juego:

Ganas el juego cuando te vuelves un Artista Sacralizado… en vida.

Y solo lo lograras cuando el Director de Museo haga una exposición individual de ti en su recinto. Por supuesto debe ser un museo de un cierto grado de renombre… entre otros factores, que no son el tema ahora.

Características de esta pieza:

  • El el legitimador institucionalizado del arte, su voz es considerada como la voz oficial en cada rubro del mundo del arte.
  • Su peso burocrático provoca que tenga poca movilidad.
  • Su institución lleva al gran público a los artistas a quienes ha sacralizado.
  • Es influenciado por los coleccionistas.

“En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, yo te sacralizo a ti, artista genio.”

El Director de Museo

El director de museo en el juego del mercado del arte

-El Crítico – El Alfil

Ahora es momento de hablar de una de las piezas más relevantes el mundo del arte, una pieza que define el destino de las carreras de los artistas y no solo eso… ¡No, la verdad estoy mintiendo!

La realidad es que el crítico ha perdido la relevancia que tenia anteriormente y su poder se ha reducido a ser un comunicador de las artes, pero en definitiva sus características e influencia se ha trasladado a la figura del curador.

Hoy por hoy, el crítico ha sido satirizado por personalidades tales como Avelina Lésper y Antonio García Villarán.

Este último haciendo del clásico cliché de artista mediocre que mejor se convirtió en crítico del sistema al cual no tuvo la fuerza y capacidad para acceder.

Las características del crítico:

  • Nadie lo escucha, por favor si tienes tiempo habla con uno, quizá salves una vida.
  • Con el poder de su pluma trata de darnos una visión imparcial de lo que sucede en el mundo del arte y sobre el trabajo de los artistas.
  • Como podrán darse cuenta, en realidad esa pluma ya no tiene poderes.
  • Ahora quieren ser youtubers como Villarán.

“¡Eso es HAMPARTE!”

El Crítico

El crítico de arte en el juego del mercado del arte

-El Curador – La Torre

Finalmente una de las piezas clave para la estructura total de este tablero del mercado del arte es El Cuarador. Sobre sus manos recae la responsabilidad de asentar teóricamente todo el sistema. Darle una base intelectual que lo fundamente.

Este participante es extraño en el sentido de que tiene una multiplicidad de habilidades que le dan acceso a la comprensión completa de la actividad artística en su praxis así como sus efectos comunicativos intrínsecos, llámese semántica y semiotica.

O quizá no sabe nada y realmente todo lo esta inventando todo con patrañas que hacen sonar rimbombante cualquier cosa sacada del orto por parte de un artista… ¡Na, si saben lo que hacen! Bueno, la mayoría de las veces.

Sus características son las siguientes:

  • Se desplaza entre los espacios de los artistas y de los galeriastas y coleccionistas para informar a estos últimos sobre las novedades de los artistas.
  • Es fundamental para el crecimiento de los artistas, ya que el curador casi funciona como el interpretador del artistas y así hace que este puede ser comprendido por el mundo.

“Vaya, que ‘interesante’ obra…” [saca su celular y abre google]

El Curador

El curador en el juego del mercado del arte

El Camino al Éxito

Así pues aquí tenemos a todos los participantes del juego, pero ¿cuál es el proceso para poder llegar a esa tan deseada sacralización?

El proceso, simplificado y muy depurado sería el siguiente:

  1. El artista independiente comienza solo escalando por medio de la creación de obra de arte posicionada con becas, concursos y residencias.
  2. Todas estas acciones llamarán la atención de los curadores quienes a la sombra verán lo que hace.
  3. Los galeristas se enteran de esta potencial artista y lo invitan a formar parte de su cartera de artistas.
  4. El artista firma contrato con el galerista y así logra una posición real en el mercado.
  5. Los coleccionistas comienzan a comprar sus obra provocando que esta vuelva a elevar su precio con dichas acciones.
  6. El proceso se repite y si sigue así y con más ímpetu durante bastantes años será poco a poco introducido en el campo de visión de los directores de arte.
  7. Es expuesto en un museo de prestigio logrando así la sacralización.

Vuelvo a recalcar que este proceso esta muy simplificado y no deja ver todos los elementos colaterales que tienen relación en el proceso y tampoco deja ver la cantidad de esfuerzo que se requiere para lograrlo.

No es un proceso fácil, pero ¿que cosa que tenga mucho valor va a ser fácil de obtener?

Este es un sistema, no se trata de si te gusta o no te gusta su funcionamiento. Mejor será para ti que aprendas como funciona y uses ese conocimiento para poder posicionarte en este sistema.

Deja de ser un artista chillón, deja de pensar como hippie de comuna y aprende a negociar tu posición en este sistema.

¿Estas a la altura del reto?

 

Deja una respuesta